Desahuciar, según la Real Academia Española:

Dicho de un dueño o de un arrendador: Despedir al inquilino o arrendatario mediante una acción legal.

Según el diccionario jurídico:

Acción de desalojar al poseedor de una vivienda o heredad en virtud de concurrencia de causa legal. Juicio de desahucio.

Voy a referirme al desahucio por falta de pago

Comienza con una demanda donde se pide que el arrendatario desaloje el inmueble.

El arrendatario, ante la demanda, puede decidir pagar las cantidades adeudadas, y pone fin al proceso de desahucio (enervación). Pero esto solo puede hacerlo una vez y si no ha sido requerido de pago con antelación a la demanda.

También puede oponerse. Los motivos de oposición son limitados:

  1. Alegar (y probar) que ya ha realizado el pago.

  2. Consignar en la cuenta del juzgado las cantidades debidas, caso que el propietario hubiese rechazado el cobro.

Es importante recordar que el arrendatario solo dispone de 10 días hábiles para pagar u oponerse.

Si no paga ni se opone, se procede directamente al desalojo (lanzamiento).

Si hay oposición, se celebra juicio.

En el juico solo podrás argumentar y probar lo alegado en la oposición o circunstancias en relación con la enervación.

(Enervación: poner fin a un proceso de desahucio por el pago de las cantidades adeudadas).

 

Publicado por Agustin Raposo