Blog de Abogados Ourense - Separaciones y divorcios en Ourense

Desahucio por falta de pago

Desahuciar, según la Real Academia Española:

Dicho de un dueño o de un arrendador: Despedir al inquilino o arrendatario mediante una acción legal.

Según el diccionario jurídico:

Acción de desalojar al poseedor de una vivienda o heredad en virtud de concurrencia de causa legal. Juicio de desahucio.

Voy a referirme al desahucio por falta de pago

Comienza con una demanda donde se pide que el arrendatario desaloje el inmueble.

El arrendatario, ante la demanda, puede decidir pagar las cantidades adeudadas, y pone fin al proceso de desahucio (enervación). Pero esto solo puede hacerlo una vez y si no ha sido requerido de pago con antelación a la demanda.

También puede oponerse. Los motivos de oposición son limitados:

  1. Alegar (y probar) que ya ha realizado el pago.

  2. Consignar en la cuenta del juzgado las cantidades debidas, caso que el propietario hubiese rechazado el cobro.

Es importante recordar que el arrendatario solo dispone de 10 días hábiles para pagar u oponerse.

Si no paga ni se opone, se procede directamente al desalojo (lanzamiento).

Si hay oposición, se celebra juicio.

En el juico solo podrás argumentar y probar lo alegado en la oposición o circunstancias en relación con la enervación.

(Enervación: poner fin a un proceso de desahucio por el pago de las cantidades adeudadas).

 

Publicado por Agustin Raposo

Que hago ¿Me separo o me divorcio?

No siempre tenemos clara la diferencia entre uno y otro; y por tanto, no podemos decidir que es lo que más nos conviene. Vamos a aclararnos un poco.

La separación es la suspensión de la vida en común. Esta separación puede ser de hecho, cuando los cónyuges viven de forma separada e independiente; o judicial, cuando hay una sentencia autorizando esta situación.

El vínculo matrimonial continua existiendo, por lo que cabe una reconciliación matrimonial, bastando para ello reanudar la vida en común y, caso de separación judicial, comunicarlo al Juez.

El divorcio es una situación definitiva. Se produce una ruptura del vínculo matrimonial, el matrimonio deja de existir. Ya no puedo recuperar la situación anterior. Puedo volver a casarme, sí; pero sería en todo caso un nuevo matrimonio.

¿Qué es lo que más me conviene? Cada situación es diferente. Conviene saber primero que cambio estoy buscando; y también lo que quiere el otro cónyuge.

 

undefined

Custodia de los menores en caso de separación o divorcio

En caso de separación o divorcio, el enfrentamiento por la custodia de los hijos puede ser traumático tanto para los padres como para los menores. Siempre es preferible llegar a un acuerdo de custodia con el otro cónyuge. Pero la realidad nos dice que no siempre es posible, especialmente si hay situaciones de malos tratos o abusos.
A falta de acuerdo sobre la custodia y el régimen de visitas, la decisión que va a tomar el Juzgador va a estar guiada por el superior interés del niño. En ausencia de violencia o abusos, el interés de los menores es estar atendidos tanto por el padre como por la madre.
Los niños crecen y sus necesidades cambian. Si el convenio pactado o la sentencia judicial no cubren las necesidades de los niños, es susceptible de una modificación.

 

undefined